[REQ_ERR: UNKNOWN] [KTrafficClient] Something is wrong. Enable debug mode to see the reason. Josep Puigmartí | Artista | Pintura y Escultura | Sitges

 

40's Inicios Figurativos:

Como muchos otros artistas, Puigmartí comienza su investigación plástica recurriendo a la figuración como medio para desarrollar su dibujo y su técnica. De todos modos, desde el principio demuestra tener un trazo resolutivo y decidido.

 

50's Esquematismo Expresionista:

Durante la década de los 50, Puigmartí comienza su carrera artística con su primera exposición en Barcelona. La muestra tuvo una gran acogida entre los críticos de arte y entre el público.


Sus pinturas muestran un fondo muy detallado, con áreas matéricas y con grosor de pintura, mientras que sus personajes recrean escenas cotidianas con un tratamiento expresionista. Existe una fuerte interacción de colores y luz. Sus personajes tienen expresión: muestran (expresan) sus emociones, sentimientos o estado de ánimo. Las áreas que rodean a estos personajes, empiezan a mostrar la soltura en el trazo y los gestos automáticos que son una de las principales características en toda la carrera pictórica de Puigmartí.

 

 

60's Informalismo:   

Durante los años 60, Puigmartí empieza a viajar. Habitualmente se comporta como un vagabundo del arte. Visita y realiza exposiciones en París, Suecia, Dinamarca, Italia y vuelve a Barcelona, ocasionalmente, para celebrar exposiciones, no para quedarse.


La figura humana desaparece de sus pinturas, presentándose como un artista informalista. Ello provoca que profundice en la abstracción. Algunas de sus obras muestran un importante grosor matérico colocado sin ningún orden en un proceso libre de acumulación casi monocromática.


Otras obras de esta década son planas, sin acumulaciones, pero muestran la libertad del artista al crearlas, ahumando, en muchos casos, la pintura húmeda con un soplete que tiñe la superficie monocromática de la tela. Esta acción refuerza la visión espacial de la obra final.


Durante este período, Puigmartí comienza sus perfomances en directo en galerías de arte. Ejemplo: En una de sus exposiciones en Goteborg, toma el soplete y ahuma las pinturas frente a los asistentes. 

 

En esta década, empieza a tomar forma un tercer estilo que permanecerá para siempre: Comienza a desarrollar una abstracción lírica con cierto parecido a la decoración arabesca y, al mismo tiempo, empieza a utilizar diferentes materiales (cartón, vidrio, espejos rotos, porexpan...) para completar la presentación de sus creaciones como si fueran elementos de collage.

 

En los 60's, empieza su carrera como modelo de moda y publicidad.

 

 

 

70's Pop-Art:

Durante la década de los 70, aunque no de manera exclusiva, Puigmartí comienza a crear sus pinturas de estilo surrealista erótico. Este estilo será desarrollado por completo en los años 80.


Aquí, en la década de los 70 destacamos varias suites (series):


A principios de los 70 pinta su serie de "Perfiles". Se trata de creaciones líricas que muestran rostros y perfiles. Encontramos sólo el contorno de estas caras, mientras que en el interior de ellas, hay un intenso trabajo muy detallado. No existe figura en sí, sólo su sileta. El fondo se muestra oscuro y poco detallado.


A finales de los 70 comienza a pintar su famoso erotismo. Utiliza una técnica surrealista y gestual, si bien la visión final de la obra no puede se muestra como el surrealismo onírico que practica en los 80's.


El trabajo final está más cerca del Pop-Art que del surrealismo, aunque la técnica empleada es surrealista (gesto automático y espontaneidad). De todos modos, estas obras Pop no se apoyan en iconos publicitarios, a diferencia del Pop norteamericano.


Aquí los artistas pop usan ingredientes históricos como monarcas, princesas, personajes de la era afrancesada o de los Austrias. Podríamos decir que Puigmartí tiene su propia, única y personal visión del Arte Pop. A veces en el lienzo aparecen cartas de la baraja española, mosqueteros, banderas y emblemas, etc.


Además, encontramos los cuerpos sin cabeza (a diferencia de la década de los 80), en posiciones imposibles. Nos encontramos con áreas de altos contrastes de color y gran interacción cromática.


En los últimos años de la década de los 70 comienza a practicar con el surrealismo erótico, pero mezclándolo con surrealismo automático, lo que resulta en cuerpos hermosos que siguen mostrándose sin cabeza (Puigmartí los llama "Monstruos"). Este es el paso previo a su evolución surrealista final que tiene lugar durante la década de los 80.

 

 

 

80's Surrealismo Erótico

En la década de los 80 Puigmarti profundiza en su surrealismo erótico.


Este surrealismo tan personal, es una mezcla de dos tipos:
1 - Surrealismo onírico: Los sueños de Puigmartí siempre muestran cuerpos femeninos desnudos.
2 - Surrealismo automático: Su gesto automático se hace más evidente, directo e impredecible, guiado únicamente por su espontaneidad y que se hace patente a través de actos no-conscientes.


El motivo pictórico de estas obras sigue mostrando bellas mujeres desnudas, rodeadas de cientos de detalles automáticos que llenan toda la superficie del lienzo. Además, Puigmartí, empieza a pintar a mujeres cuerpo entero, es decir, con cabeza. Sus monstruos deformados de la década de los 70 se convierten en
cuerpos femeninos perfectos que, a menudo, aparecen pintados calvos (sin pelo).


Como todos los artistas surrealistas, en esta etapa de su carrera, Puigmartí comienza a incluir en sus pinturas varios iconos como: Botones, copas de fino cristal, caracoles, piezas de ajedrez, frutas (uvas, cerezas, manzanas, etc.) y, por supuesto, varios senos en cada cuerpo de mujer (más de 2) y símbolos fálicos.


En esta etapa, Puigmartí obtiene muy buenas críticas en sus exposiciones por toda Europa.


Además de sus exposiciones en París y Cannes, en Francia, se presenta en Los Ángeles (USA) y Tokio (Japón), donde se le encarga la realización de gran cantidad de litografías que firma con uno de sus múltiples pseudónimos (Rivera, Antoine, Joseph, Pancho López, Luz, etc.).


La técnica que utiliza enfrenta hiperrealismo con surrealismo automático: Los personajes femeninos están pintados con alta precisión, casi como una fotografía, que contrasta con todos los detalles y garabatos que decoran el contorno de lospersonajes y el fondo en sus lienzos.


A finales de los 80 , Puigmarti comienza a aumentar su filigrana espontánea y la soltura de su mano, hecho que de manera escalonada provoca un nuevo cambio de estilo, o una evolución. Comienza a añadir collage y elementos matéricos. Empieza a simplificar la perfección mostrada por sus personajes, lo que resulta en un motivo pictórico más automático y menos hiperrealista.


Sus obras adquieren una visión caótica y barroca. Hay, todavía, algunos elementos del Pop-Art (personajes famosos como Linda Evans), así como algunos iconos surrealistas que se han mantenido: copas de cristal, botones, caracoles, pechos...

 

 

 

90's Art Brut (collage matérico):

En los años 90 Puigmarti está en un período de complicación plástica.
Esto significa que en sus obras hay una gran cantidad de información en un entorno aparentemente caótico.
Sus composiciones barrocas de los años 80 comienzan a parecer más complejas, añadiendo más elementos
como objetos de reciclaje, piezas de vidrio o trozos de espejo, papeles y cartones en collage, piezas de metal
(hebillas y cinturones), piezas de plástico, etc. También se inicia el uso de diferentes barnices para dar calidez y textura.


También comienza a utilizar la pintura accidental como una parte de la obra final, mediante el uso de goteos de pintura o salpicaduras.


El motivo principal, ahora, son rostros o personajes de cuerpo completo que en muchas ocasiones son mujeres. Todavía encontramos algunos iconos eróticos como los pechos femeninos, pero ahora no tenemos una visión hiperrealista de la obra.


Esta etapa de su trabajo está relacionado con el llamado "Art Brut" (como Jean Dubuffet ), así como con el "Arte Povera" (como Janis Kounellis o Mario Merz). Ambos estilos son considerados como revolucionarios y libres de convencionalismos lógicos, manteniéndose al margen de las normas estéticas formales.


En el caso del Art Brut, el artista utiliza todo tipo de materiales adosados a la superficie de la tela, a menudo encontramos arena, hojas, piedras, cemento, barro, yeso...


En cuanto al Arte Povera (arte pobre, en italiano) el artista utiliza un intenso collage de revistas viejas, periódicos, hojas, madera, piedras, cristalería antigua y objetos pobres g que, generalmente, eran muy fáciles de encontrar. Muchas obras están creadas a partir de estos "objets trouvés". Se trata de un intento por huir de la comercialización y vanalización de los objetos de arte. Las obras finales parecían pobres y sucias de aspecto.

 

Puigmarti utiliza ambas tendencias para dar a sus obras un acabado siniestro, pero nuestro artista
tiene un verdadero gusto por la belleza de la que no puede escapar (a diferencia de los artistas arte povera). De manera que, siempre encontramos un hermoso y detallado fondo, creado por sus gestualidad automática.


La característica más importante de la década de los 90 es la pérdida de importancia del cuerpo de la mujer, para dar paso a su nueva obsesión: LOS OJOS.


En sus creaciones, aún aparecen mujeres, pero disminuyen su presencia a medida que los ojos aumentan el suyo.

 

 

2000's Gestualismo Automático

A partir del año dos mil se impone lo gestual, se impone el signo, el fondo hace sólo de soporte, como el papel a la escritura.

 

Sus raíces surrealistas son tan profundas que existen incluso cuando menos se nos evidencian. Es cierto que Puigmartí surge y se define dentro de un tardío pop-art y que aprovecha de este movimiento diversas connotaciones. Sin embargo, incluso en este momento, su adscripción al surrealismo es patente.

 

Aliens Fashion, Caps, Cares, Rostres: series que presentan una gran coherencia en su desarrollo a la vez que nos ofrecen unas características que llevan al límite connotaciones ya apuntadas a través de los años y otras que se presentan casi por vez primera. Sin duda, aquello que nos produce un efecto más inmediato es el hecho de que estas figuras y cabezas estén realizadas con unos pocos trazos, tanto si se trata de obras de tamaño menor como si son de notables proporciones. En estas sugestivas obras el automatismo se concreta en un gestualismo que impacta por la seguridad con que el trazo se ha fijado. En numerosas ocasiones, un solo trazo fija la composición, añadiéndose luego otros trazos igualmente rápidos que concretan zonas del cuerpo del personaje. De manera ocasional recurre al collage y a la superposición de materiales diversos sobre la superficie de la tela.

 

 

2010's Estilo Propio | "Remaining"

Desarrolla un Nuevo estilo en el que recupera múltiples facetas de su pasado creativo, y que ahora presenta mezcladas en una misma obra.

 

Se trata de obras inspiradas en aquel Surrealismo Erótico de los años 80 que presentaba bellos maniquíes trazados con una perfección hiperrealista. Sobre este motivo extiende su típica gestualidad y automatismos de sus obras de los años 2000, con trazos espontáneos y manchas directas. El resultado son obras de gran impacto visual: Por un lado llama la atención la perfección de sus personajes y el erotismo que subyace, y por el otro, sorprende el posterior trazo irreflexivo e inconsciente que extiende sobre el motivo inicial.

 

A esta etapa pertenece la Suite Remaining

 

 

    logo-puigmarti-studio       Josep Puigmartí  Avda Port d'Aiguadolç, 8 - Sitges   |  Barcelona  |  Spain  |  info@joseppuigmarti.es   |   Tel: +34  93 811 02 29